Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El claustro de la Jaume I proclama "irrenunciable" la sede en Castellón

El claustro de la Universitat Jaume I de Castellón aprobó ayer por mayoría absoluta -47 votos a favor, una abstención y uno en contra- las líneas de gobierno de la institución académica que presentó el rector, Francisco Toledo. Entre las acciones a desarrollar, la Jaume I destacó la creación de una sede urbana en la ciudad de Castellón que complemente las actividades de la Llotja del Cànem. De esta forma, el claustro avala el comunicado del Consejo de Gobierno de la Universidad que el pasado 10 de octubre calificaba de "irrenunciable" la sede urbana.

La Jaume I tiene abierto un conflicto con el Ayuntamiento de Castellón ya que ambos organismos pugnan por quedarse con la sede del edificio de Hacienda. El Consistorio cree que una vez desafectado el inmueble de sus funciones debe integrar el patrimonio municipal, mientras que la Universidad ha pedido al Gobierno central la cesión del edificio ahora desocupado.

Las Líneas de gobierno de la Jaume I incluyen 115 propuestas para abordar temas como el proceso de armonización europea de las titulaciones, la construcción del espacio europeo de investigación, el impulso de la construcción del campus, la promoción de la cultura de la calidad y la excelencia, la potenciación de una política lingüística que incremente el uso de la lengua propia, el impulso de las nuevas tecnologías, aumentar la ocupación de los estudiantes, fomentar el desarrollo territorial, abordar los problemas sociales (inmigración, cooperación al desarrollo, solidaridad), y la inversión en la formación del personal y en su bienestar.

24 millones de euros

En el ámbito del desarrollo del campus la Jaume I destaca que el reciente convenio firmado con el Consell por 24 millones de euros permitirá abordar varias obras. Entre ellas, destaca el Paraninfo, la zona de deportes al aire libre y la ampliación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales.

También destaca que se podrá iniciar la construcción del parque científico, con un edificio de gestión del parque y otro dedicado a la "incubadora de empresas", gracias a 8,7 millones de fondos del Consell y a los que pueda asignar el Gobierno. La puesta en marcha de la Llotja del Cànem, la licitación de la guardería-ludoteca del campus, el edificio de investigación financiado con fondos Feder, la compra de terrenos para dotación universitaria y la ejecución del acceso noroeste al campus son otras de las actuaciones previstas.

Otras propuestas destacables son la de ampliar el número de créditos impartidos en valenciano y desarrollar un programa específico de incentivación del profesorado para impartir clases en valenciano. Igualmente la Jaume I se ha propuesto avanzar en el proyecto de docencia en inglés, fomentando su aplicación en el tercer año del proyecto, y hacer un mayor esfuerzo para ampliar los cursos de formación y autoaprendizaje de otras lenguas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 2005