Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
RADIOGRAFÍA DE SEIS GRANDES MUNICIPIOS

"Cada día cierran dos tiendas pequeñas", critican los comerciantes

Que el pez grande se come al chico es una realidad que se cumple "todos los días" en la zona sur, según los datos de la Federación de Comerciantes y Empresarios del Sur (Fecoesur). "Cada día cierran dos comercios en la zona", sentencia su presidente, Julio Vallejo. La comarca sur tiene medio millón de metros cuadrados de centros comerciales, es decir, medio metro cuadrado por cada habitante. Los comerciantes vaticinan que, como no cambien mucho las cosas, pronto llegará "el fin" de las tiendas tradicionales. Los minoristas de esta zona están en pie de guerra contra las grandes y medianas superficies, los grandes devoradores de clientes y los causantes de, según ellos, todas sus penurias.

"Yo no puedo competir con las grandes tiendas de deportes, ni con sus precios. Sobrevivo como puedo, gracias a que los clientes del barrio ya me conocen", se queja Óscar Blanco, que tiene una tienda deportiva en Leganés. Fuenlabrada tiene una galería de alimentación con escasa actividad y con muchos carteles de "se vende".

Nuevos centros comerciales

El año pasado abrieron en la zona sur el centro comercial Avenida M-40, en Leganés, y Plaza de la Estación, en Fuenlabrada. Pinto cuenta además, desde hace poco, con un centro nuevo: Plaza Éboli. Hipercor se instalará en unos meses en Leganés y también en el barrio de El Bercial (Getafe).

Pero el gran ogro para los ojos de los pequeños tenderos ha sido Xanadú. Fecoesur, que engloba a 6.000 minoristas de la zona sur, ha llevado a los tribunales la normativa que permite abrir todos los días al centro comercial Xanadú (Arroyomolinos). Este gigante de las compras atrae los fines de semana, incluso, a clientes de fuera de la región, sobre todo de los pueblos de Toledo que asoman a la carretera de Extremadura.

A pesar del "desastre", desde Fecoesur aseguran que la crisis del pequeño comercio "se ha estabilizado este año". "Este año ha sido tranquilo, aunque la cuota de mercado que han perdido los pequeños comerciantes está en torno al 20%", explica Vallejo. Es el caso de Feliciano Hernández, comerciante de Alcorcón y que a duras penas puede sacar adelante su tienda de ropa.

Los distintos ayuntamientos de la zona han hecho campañas de protección para los pequeños tenderos, que incluyen la creación de zonas comerciales al aire libre. ¿Sirve de algo? "Hombre, todo sirve; pero nunca se hace todo lo necesario", comenta Fernando Arenas, un tendero de Getafe. Este hombre ha tenido suerte. Su tienda de ultramarinos está situada cerca del estadio del Getafe CF, con lo que su negocio se ha revalorizado desde el ascenso del equipo a Primera División. "Pues sí, se me ha aparecido la virgen con el Geta, porque antes no me comía un colín", concluye este comerciante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 2005