Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
JAZZ

El saxofonista Bill Evans actúa en Moralzarzal

Al tiempo que en Madrid capital se vive un ambicioso festival de jazz, otras figuras ilustres del género se buscan la vida en localidades periféricas poco habituadas a programar conciertos de elevada talla. Es el caso del saxofonista norteamericano Bill Evans (Illinois, 1958), que esta noche acude a Moralzarzal para ofrecer una actuación que se anuncia casi de tapadillo, a pesar de ser uno de los artistas de jazz más habituales en los escenarios españoles y con una estimable legión de seguidores fieles. Evans es un grande del jazz, aunque diste mucho todavía del eximio pianista del mismo nombre, fallecido hace unas décadas por su adicción a la droga, con el que no le une parentesco alguno.

Bill Evans, además, viene convertido casi en un cowboy. A su elegante música de jazz, con el saxo como protagonista, y su escora eterna hacia el soul, le añade ahora toques de música country y blue grass. Y es que Evans no en vano ha contado con el gran virtuoso del banjo, Bela Fleck, para elaborar todo su último disco, Soulgrass, que sirve de sustento para el concierto de hoy en Moralzarzal (teatro municipal a las 20.00). A vueltas con la música campesina de su país, Evans y Fleck han coproducido un disco que sorprende por la manera en la que se concilian estilos musicales aparentemente tan distintos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de noviembre de 2005